Actualidad

Conflictos entre socios: ¿se puede excluir a un socio?

En el caso de que ya tengas tu Sociedad constituida y existan conflictos entre socios, es posible solventarlos de forma legal y pactada. Si quieres saber cómo resolverlos, sigue leyendo.

¿Cómo resolver los conflictos entre socios?

Para resolver los conflictos entre socios, en caso de que ya existan, debemos analizar qué vínculo de relaciones hay entre los socios.

En primer lugar, si se trata de una Sociedad, habrá que tener en cuenta los Estatutos Sociales y la Ley de Sociedades de Capital. En caso de que exista una mayoría de socios que quiera salir de la Sociedad, se podrá tomar la decisión de disolverla con un acuerdo mínimo del 51% de los socios. Esto es, siempre que la empresa no cuente con problemáticas relacionadas con las deudas o la insolvencia. En el caso de que las sociedades sean con dos socios al 50%, se deberán iniciar las medidas para poner de relieve el bloqueo de la sociedad y solicitar la disolución judicial.

Otra solución es la exclusión de un socio. Aunque es un proceso costoso y que no se puede poner en marcha de forma inmediata, se puede decidir por mayoría excluir a un socio siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones que veremos a continuación.

En caso de no haber constituido una Sociedad, por su parte, se revisarán los textos de los acuerdos por escrito. De todas formas, es preferible que, quien sufra un conflicto de socios, recurra a un asesoramiento legal. De este modo, podrán conocerse las condiciones de cada caso concreto y elegir la estrategia más adecuada.

¿Se puede excluir a un socio?

Por su parte, si te estás preguntando si es posible excluir a un socio de una Sociedad de Responsabilidad Limitada, hay que recurrir a la Ley de Sociedades de Capital.  En concreto, del artículo 350 en adelante de la LSC defiende que se puede excluir a un socio siempre que concurran en él circunstancias graves que hacen inexigible la continuación de la relación social con él.

Para excluir a un socio, se debe hacer por medio de la voluntad social expresada a través de un acuerdo en Junta General, debidamente convocada. Además, debe existir una resolución judicial firme para el caso de que el socio o socios a excluir ostenten una participación igual o superior al 25% del capital social y no estén conformes con la exclusión adoptada. Los votos para excluir a un socio en una SL deben sumar una mayoría que represente, al menos dos tercios de las participaciones sociales. Además, el socio al que se pretende excluir no debe votar, y sus participaciones se deducen del capital social para el cómputo de dicha mayoría. Aún así, este si puede estar presente en la Junta General.

Las causas por las que se puede excluir a un socio en una SL son las siguientes:

  • Incumplimiento voluntario de la obligación de realizar prestaciones accesorias.
  • Infracción de la prohibición de competencia.
  • Condena por sentencia firme al socio administrador a indemnizar a la sociedad los daños y perjuicios causados por actos contrarios a la Ley o a los estatutos o realizados sin la debida diligencia, debiendo provenir tal condena del ejercicio de la acción social de responsabilidad.

En Martínez-Sanz Abogados somos especialistas en derecho mercantil y societario. Si tienes alguna duda o necesitas asesoramiento para tu empresa, no dudes en contactarnos.