Actualidad

Diferencias entre fusión, adquisición y escisión de empresas

Dentro del ámbito empresarial, las sociedades deben entenderse como estructuras sometidas a constantes cambios. El mercado es el que obliga a analizar al entorno, competencia, sector, objetivos y resultados continuamente. Por ello, es común ver cada vez más alianzas estratégicas entre empresas, pero no todas las combinaciones de negocios son iguales. En Martínez Sanz te explicamos las principales diferencias entre fusión, adquisición y escisión de empresas.

¿Qué es una fusión de empresas?

La fusión de empresas sucede cuando dos o más compañías jurídicamente independientes deciden unir su actividad uniendo sus patrimonios con el fin de crear una nueva empresa. La fusión implica un cambio para todas las partes, puesto que los socios de ambas empresas eliminan su antigua compañía transmitiendo todos sus bienes a la nueva sociedad. Esta a su vez, emite acciones que son repartidas a los accionistas de las sociedades que se han disuelto.  A esto se le denomina fusión pura.

¿Qué impulsa a llevar a cabo una fusión de empresas?

Una fusión de empresas no tiene porqué significar que los antiguos resultados fueran negativos. Algunas de las razones más comunes por las que se decide emprender este paso son:

  • Alcanzar sinergias entre ambas empresas.
  • Mejorar la gestión interna.
  • Búsqueda de un mayor poder empresarial.
  • Reducción de costes.
  • Aumentar la cuota de mercado de la empresa.
  • Perseguir el liderazgo del sector.
  • Crear valor para el accionista.

Pero existe un caso que es la fusión por absorción y que es muy distinta a la modalidad de fusión anteriormente planteada. Consiste en que la sociedad absorbida traspasa su patrimonio a la sociedad absorbente. Esta última se verá obligada a ampliar su capital para emitir acciones a los accionistas de la sociedad absorbida.

¿Es lo mismo fusión y adquisición de empresas?

No, no es lo mismo fusión y adquisición de empresas. No hay que confundir los términos entre adquisición y fusión de empresas ya que la adquisición son acuerdos en lo que una empresa adquiere total o parcialmente parte del capital social de la otra. Suele ocurrir cuando una empresa mayor compra una empresa más pequeña, la que termina por formar parte de la empresa compradora. Existen varios tipos de adquisiciones, como las amistosas, en las que ambas empresas están de acuerdo con la operación, o adquisiciones hostiles donde la pequeña empresa que va a ser comprada no está conforme.

¿Qué es una escisión de empresas?

La escisión de empresas, al revés que las fusiones, son operaciones empresariales en las que se divide de forma total o parcial los activos, pasivos y capital social de una empresa para pasar a formar parte a otras empresas ya existentes o bien crear otra nueva con este objeto. Es importante entender que la empresa original puede desaparecer o no, y que los socios de la sociedad dividida también serán socios en la nueva sociedad.

Como hemos visto, existen muchas estrategias de combinaciones de negocio que implican grandes decisiones empresariales. En Martínez Sanz, le respaldamos y asesoramos a lo largo de todo el proceso de su estrategia empresarial.

Si necesita de nuestra ayuda y asesoramiento legal, no dude en contactarnos (info@martinezsanzabogados.com) y teléfono (+ 34 964 83 16 60 / + 34 911 92 20 12).