Actualidad

¿Qué es el derecho de competencia?

Bien sabido es que, para que el mercado sea libre, es necesario que exista el derecho a la competencia. Además, como cualquier otra rama del derecho, esta también debe estar regulada para que las empresas no puedan crear monopolios o cometer malas prácticas. Pero, antes de todo esto, hablaremos de qué es exactamente el derecho de competencia.

Definición del concepto “derecho de competencia”

Dentro del Derecho mercantil encontramos el derecho de competencia. Esta, es la rama que regula el comercio a través de la prohibición de restricciones ilegales, la fijación de precios entre empresas y la creación de monopolios. Su objetivo es garantizar y promover una competencia sana entre las empresas que participan en el mercado. Con ello, se fomenta y garantiza la calidad de los bienes y servicios, mientras se protegen los derechos del consumidor.

¿Qué normas incluye el derecho de la competencia?

En España, el derecho de competencia se recoge en el artículo 38 de la Constitución. En él, se reconoce “la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado“. Las leyes que se incluyen son el Derecho Comunitario, en los artículos 91 y 82 del Tratado de la Comunidad Europea y desarrollado en el Reglamento comunitario 1/2003 del Consejo relativo a la aplicación de las normas sobre la competencia y en el Reglamento (CE) número 773/2004 de la Comisión relativo al desarrollo de los procedimientos.

Así mismo, a nivel estatal está vigente la Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia y la Ley 3/1991 de Competencia Desleal.

De este modo, podemos comprobar que el derecho a la competencia y el derecho del consumo están relacionados, ya que ambos pretenden que exista libertad de elección y competencia en los distintos mercados:

  • En primer lugar, por el derecho antimonopolio. Su fin es prevenir y sancionar aquellas conductas que limiten la competencia en los mercados, ya que podrían tener efectos negativos sobre los consumidores o el propio ámbito mercantil. Es el caso de la formación de cárteles o el abuso de la posición dominante en el mercado, entre otros.
  • Además, también por el derecho de la competencia desleal. El objetivo de este es evitar conductas anticompetitivas de las empresas, tanto si afectan al mercado como si no lo hacen. La idea es que ninguna empresa pueda llevar a cabo malas prácticas que perjudiquen a los competidores, consumidores o ambos. Dentro de esta ley, se incluye la publicidad engañosa, por ejemplo.

De este modo, cualquier empresa debería incluir el derecho de competencia en su compliance

¿Quien está a cargo de la aplicación del derecho de la competencia en España?

Desde el año 2013, el organismo que se encarga de la aplicación del derecho de competencia es la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Se trata de un organismo público independiente, sometido al control del Parlamento. Además, la Comisión Europea y el Tribunal de Justicia de la UE se encargan de aplicar y revisar la normativa con respecto a la comunidad europea.

¿Por qué es tan importante el derecho de competencia?

El Derecho de competencia es de suma importancia en los países de economía de mercado. Esto ocurre porque el Estado trata de garantizar que el sistema económico funcione de forma competitiva para que la libertad de los individuos a la hora de consumir bienes y servicios quede asegurada. De este modo, se toma la libertad de los individuos como bien jurídico protegido por el Derecho de la competencia.

Funciones de la competencia en el libre mercado

  • La competencia cumple, como ya hemos dicho, una función de regulación y organización.
  • Asegurar el libre acceso al mercado a todos los consumidores.
  • Asignar los recursos de forma óptima para producir o adquirir aquello que tenga más valor.
  • Distribución justa que fomenta el desarrollo y la innovación.

 

Además, la competencia garantiza una distribución justa de los ingresos, en cuanto premia a los empresarios que de mejor modo saben satisfacer los deseos de los consumidores. Y, por último fomenta el desarrollo y la innovación en cuanto obliga a los empresarios a buscar, continuamente, mejores formas de satisfacer las demandas de los consumidores.

En definitiva, la competencia

  • induce a los productores a intentar averiguar y satisfacer las necesidades de los consumidores a menor coste que sus competidores;
  • la competencia desapodera a los oferentes individualmente considerados (que no pueden explotar a los consumidores porque éstos pueden abandonarlos y dirigirse a un competidor para obtener el mismo bien o servicio y, en fin, como explicó Hayek,
  • la competencia permite coordinar a los consumidores y oferentes acumulando la información disponible de forma dispersa en toda la Sociedad.

Ahora que ya entendemos el concepto de derecho de competencia, no dude en contactarnos si necesita asesoramiento legal. En Martínez-Sanz Abogados somos especialistas en derecho mercantil y estaremos encantados de ayudarle.